Las mujeres emprendedoras que realizan productos dulces y de panificación, ya son reconocidas en sus parajes rurales por la calidad de sus productos.

Al vivenciar este crecimiento y reconocimiento por parte de sus comunidades, el grupo de mujeres emprendedoras que acompañamos en Tucumán decidieron intentar mejorar el alcance de sus ventas, formando parte de una feria de una localidad cercana. Gestionaron los permisos correspondientes, y probaron suerte en la feria franca de la localidad de La Cocha, ubicada a 20km del paraje. 

En esta primera experiencia contaron con varios obstáculos por resolver, sobre todo tuvieron que superar la logística y los gastos debido a las distancias entre ambas localidades, lo cual fue un verdadero desafío para ellas. Gracias a las redes tejidas por el grupo, pudieron contar con la ayuda de una familia en dicha localidad, quien les gestiona un espacio en su vivienda para guardar las herramientas del puesto de venta, los productos e insumos.

Para poder escalar la venta de sus productos, tuvieron que reorganizar la producción de sus actividades. En cuanto a la organización de la producción, lo realizan los días lunes y miércoles para la venta en la zona de su localidad, y los días viernes preparan para llevar a la feria de La Cocha al día siguiente (es decir, para la feria del sábado).

El transporte de los productos lo hacen en cajas y se movilizan en motocicletas, ya que es el único medio de transporte con el que cuentan para trasladarse. 

¡Animarse a más!

Las integrantes del grupo comentaron que la experiencia fue enriquecedora ya que también utilizaron otro método de venta: salir del stand de venta fijo, y recorrer toda la feria para ofrecer sus productos. Esta experiencia nueva de convertirse en vendedoras ambulantes fue muy buena, ya que lograron vender toda la producción. Además, pudieron poner en práctica los conocimientos adquiridos en las capacitaciones brindadas por ACDI sobre marketing y comercialización!

Habiendo logrado éxito en esta la feria, decidieron localizar otro espacio extra de venta en otra localidad más alejada, en el paraje Juan Bautista Alberdi. Allí, participaron de una feria de emprendedores de la zona, exponiendo sus productos de dulces y panificados. Este espacio, además de significar una oportunidad de potenciar sus ventas, también les generó la oportunidad de conocer otros emprendedores e intercambiar con ellos diversas estrategias y vivencias en el rubro. Esta experiencia es un gran desafío, ya que las distancias aún son un inconveniente para ellas.

Por ello, continúan con la venta en la zona donde se asientan los emprendimientos y sus producciones, sumado a la feria de La Cocha.

Las mujeres resaltaron que las capacitaciones que recibieron de ACDI fueron de gran ayuda al momento de decidir emprender y, además, gracias al acompañamiento de sus profesionales ellas lograron generar su marca para identificarse con un nombre. ¡Esto las empoderó! 

Es destacable la labor de estas mujeres. Continúan creciendo y expandiendo sus horizontes de oportunidades. ¡Gracias a todos los que hacen posible este trabajo!