Pasó el RefiDay por Buenos Aires, un evento en el que se presentaron herramientas tecnológicas que están generando impacto en las comunidades de esta región haciendo crecer sus economías y adaptándose al cambio climático.

 

¿Cómo puede blockchain o la web3 impactar a comunidades aisladas y excluidas del sistema tradicional? ¿Qué lugar le damos a la tecnología cuando se busca resolver problemáticas sociales y ambientales? La asociación Cultural para el Desarrollo Integral (ACDI) organizó en Buenos Aires el RefiDay, un evento que invitó a explorar el inmenso potencial de blockchain para brindar una alternativa transparente, accesible e inclusiva en el diseño de soluciones basadas en la naturaleza en entornos desafiantes.

La propuesta se enmarcó en el proyecto Impacto Verde, una iniciativa respaldada por la Unión Europea e implementada por Redes Chaco, que tiene como objetivo fomentar el desarrollo sostenible en el Norte Grande Argentino, abarcando dimensiones económicas, sociales y ambientales.

El Gran Chaco Americano es la segunda región boscosa más extensa de América Latina y el mayor bosque seco continuo del mundo. En ella habitan 7 millones de personas y más de 30 comunidades nativas que sostienen fuertes lazos con el ambiente constituido como su principal fuente de vida, pero con altas barreras estructurales y condiciones climáticas adversas que limitan su desarrollo. Su extensa superficie tiene el potencial de funcionar como sumidero de carbono si son gestionados de manera adecuada. Su gran heterogeneidad de ambientes y hábitats conforman un área clave para la conservación de la biodiversidad. El desarrollo sostenible de esta región tiene potencial de promover no solo la inclusión, igualdad y calidad de vida de sus habitantes, sino contribuir a afrontar la crisis climática global.

Desde ACDI Argentina -y a través de FLORA People&Planet, su unidad que tiene como objetivo escalar modelos y empresas basadas en la naturaleza a través de la innovación financiera y tecnológica- se viene impulsando la creación de una economía descentralizada en estas regiones, mediante la adopción de tecnología web3, por las oportunidades de acelerar el impacto, frente a agendas que urgen resultados.

Para mostrar ese trabajo tuvo lugar el Refi Day, donde se presentaron soluciones y emprendimientos que ya están implementando blockchain. Por ejemplo, la cooperativa apícola de Santiago del Estero Coopsol, de claro perfil innovador, mostró cómo está aplicando trazabilidad y tokenización en su modelo de negocio liderando la exportación de mieles orgánicas diferenciadas. Contaron sobre el inicio de procesos de capacitación a su comunidad en el uso y adopción de criptoactivos y la forma en que incursionaron, junto a Proyecto Di-Di, en la identidad digital autosoberana para favorecer el acceso a créditos y seguros; y con objetivos de expandir y escalar su proyecto, también accedieron a crédito en criptomonedas y actualmente comercializa sus mieles en una plataforma web3 denominada Buebio.

También hubo un panel para que la Fundación Proyungas, con su programa Paisajes Productivos Protegidos, pueda mostrar cómo se propuso establecer desarrollos tecnológicos para valorar la naturaleza, transferir valor a acciones de monitoreo de biodiversidad y mejorar la eficiencia, rastreabilidad y transparencia a través de la solución BIOyalty que está enfocada en generar activos criptográficos (NFT) de los datos de monitoreo de biodiversidad, poniendo en valor y difundiendo el trabajo realizado, generando más conciencia sobre la conservación y el rol del sector productivo en la conservación de la biodiversidad.

Por otra parte, se mostró al Proyecto Bosque Vinalito –gestionado por Nativas y la Cooperativa de Fraile Pintado de Jujuy– con la utilización de la tecnología web3 para escalar prácticas enfocadas en la restauración de tierras y bosques con forestaciones sustentables. Además, buscan potenciar la productividad de estos ambientes degradados, apuntando a sistemas productivos agroforestales y al manejo de bosque con ganadería integrada (MBGI).

Hubo lugar también para hablar de los sistemas de garantías para la inclusión financiera y se expuso sobre AvalDAO, un protocolo web3 basado en contratos inteligentes, que funciona como un seguro comunitario donde la comunidad va contribuyendo a un fondo de reserva que respalda a emprendedores de la comunidad que no tienen acceso crediticio, para acceder a un préstamo productivo.

Para cerrar una artesana contó su experiencia en la incursión a otros mercados con el proyecto IMPACT NFT, creado por Caminnos y Nanum, enfocado en superar las brechas de género para empoderar a las mujeres, fortaleciendo sus capacidades de crear y promover su arte nativo, con el uso de tecnología digital. Este programa benefició a más de 5000 artesanas que acceden a fuentes de ingreso adicionales a través del mercado NFT, dejando capacidad instalada en su territorio.

También tuvo lugar la alfabetización digital de la mano de Proof of Integrity  y su programa aPRENDOcripto y las soluciones de identidad autosoberana impulsadas por IOV Foundation .

Si querés conocer más podés visitar nuestras redes sociales. Nos encontrás como @ACDIargentina .