La Rioja 2350 PA, S3000BXD - Santa Fe - Argentina
Tel./ Fax: +54 (342) 4566049 / 4521227
Güemes 667 (3700 – P. R. Saénz Peña) – Chaco - Argentina
Tel./ Fax: +54 (3732) 433496
E-mail: acdi@acdi.org.ar
Hábitat Urbano


Ver proyectos


Durante el siglo xx la población del mundo se ha urbanizado de manera acelerada. La cantidad de personas que habitan las ciudades pasó del 13% en 1900 al 50% en 2009 y se estima que para el 2030 el más del 60 % de la población mundial habitará en las ciudades.

Este crecimiento urbano no sólo ha cambiado de escala, sino que ha cambiado de naturaleza. El proceso de urbanización de las costumbres se ha extendido gradualmente y es el germen de una generalización planetaria de valores urbanos.

Este fenómeno de la urbanización es más agudo en las zonas menos desarrolladas del planeta. En números absolutos, en 2030 la población urbana será cuatro veces mayor en los países en desarrollo que en los países desarrollados, por lo cual los gobiernos de los países en desarrollo han expresado su preocupación acerca de su incapacidad de proveer empleo y los servicios básicos necesarios a las poblaciones urbanas que crecen rápidamente: agua potable, alcantarillado, vivienda digna y transporte público.

Esta incapacitad de generar empleos para las masas de migrantes hacia las ciudades en busca de mejores oportunidades y de brindar los servicios básicos a sus habitantes, así como los servicios de salud y educación, incide negativamente en los indicadores de calidad de vida urbana, aumentan la brecha entre la población con mayores y menores ingresos generado un incremento en la marginalidad social, la informalidad y la delincuencia.

Se observa entonces un desafío importante en reducir la pobreza en estos territorios urbanos de concentración de pobreza que cuentan con importantes dificultades para progresar, desarrollar sus hogares y su entorno e incluirse socialmente aun cuando existen iniciativas de inversión pública aplicadas a la urbanización.

Los estudios y los hechos prueban la eficacia de la educación como arma contra la pobreza, en especial la estructural, que -cuando es dirigida hacia los niños, niñas y adolescentes- favorece al quiebre de su transferencia intergeneracional. La alfabetización mejora la reflexión crítica, el acceso a empleos dignos, la salud, la planificación familiar.

Sin embargo existe una notable desigualdad urbana de oportunidades, que se manifiesta en la disminución de posibilidades de los niños en contexto de pobreza para ingresar oportunamente a las instituciones del sistema educativo, de permanecer hasta terminar los ciclos escolares, y de alcanzar un aprovechamiento escolar satisfactorio. Esto lleva a dos afirmaciones: "los pobres tienen menos oportunidades educativas porque son pobres" y/o "los pobres tienen menos oportunidades educativas porque se les ofrece una educación empobrecida"

Por tal motivo ACDI, desarrolla diversos proyectos tendientes a mejor y ampliar los servicios socio-educativos de las organizaciones civiles que colaboran en revertir esta situación aportando métodos, contenidos, planificaciones y actividades que acompañen y motiven a los niños, niñas y adolescentes en el camino de acceso, permanencia y aprovechamiento de la educación. Educación no entendida solamente como instrucción escolarizada, sino en un sentido más integral, como posibilidad de acceso de las personas (en este caso lo niños, niñas y adolescentes) a diferentes aspectos de la realidad. Educación como ampliación del horizonte de experiencias y propuestas culturales, recreativas, pedagógicas y afectivas, que reviertan la vivencia de inferioridad social y de "no poder" y generen experiencias de participación, reconocimiento y valorización de capacidades.

Por otro lado, cuando se trabaja con un área específica de concentración de pobreza, asegurarse que los esfuerzos para la mejoría de la calidad de vida de una comunidad atiendan el segmento más pobre de la población debe ser prioridad. Las acciones con abordaje territorial contribuyen a que las inversiones (en infraestructura, servicios, etc.) estén adecuadamente direccionadas.

Los estudios realizados en todo el mundo sobre procesos de mejorías urbanas en áreas de ocupación precaria o informal resaltan la necesidad de ejecutar acciones de largo plazo por parte de las agencias que emprenden proyectos de este tipo. También es frecuentemente mencionada, como pre-condición de impacto y sustentabilidad de esos proyectos, la necesidad de trabajar la dimensión social en las áreas de intervención y no apenas las cuestiones de infraestructura y servicios. A pesar de este consenso entre los especialistas, aun son escasos los ejemplos de procesos de urbanización de áreas urbanas degradadas que contengan compromisos de largo plazo y conduzcan un real desarrollo social.

Para ACDI, la participación de los beneficiarios en el diseño e implementación de los proyectos es fundamental para los resultados, siendo entonces los principales protagonistas de los proyectos las asociaciones comunitarias. Estas organizaciones poseen una lectura “vivenciada” de la realidad, conociendo las necesidades y potencialidades locales. Sus representantes están directamente comprometidos con la prestación de servicios a la comunidad y por lo tanto existe un contacto permanente con los beneficiarios, favoreciendo la interacción entre el proyecto y las familias y grupos de habitantes ahí atendidos.

La sustentabilidad de las acciones ejecutadas por ACDI están entonces siempre garantizadas por: i) el fortalecimiento de las organizaciones civiles que están presentes en el territorio; ii) advocacy, es decir que los proyectos basan siempre su metodología en la construcción de un diálogo entre la sociedad civil y el poder público, estimulando la formulación de políticas públicas orientadas a la valorización de la sociedad civil organizada; iii) favorecer las capacidades y oportunidades de trabajo, ya que dar prioridad a las personas y a la posibilidad de ella de conquistar su ciudadanía significa también enfrentar el desafío de garantizar la manutención y, sobre todo, la generación de trabajo y renta, de forma sustentable y con inclusión social.

Ver proyectos