En el marco del proyecto Soluciones Integrales para el Hábitat, que impulsamos junto a la Cooperativa Cimbra, durante los meses de noviembre y diciembre se trabajó con integrantes de Areté Guazú en el desarrollo de talleres de planificación participativa para lograr la apropiación de las tecnologías de captación y acceso al agua. 

Si bien la comunidad Areté Guazú cuenta con instalaciones para el acceso al agua, la falta casi total de lluvias de temporada monsónica y la sequía han llevado a que se seque casi totalmente el pozo de la comunidad, lo cual complicó mucho el mantenimiento de los cultivos que tienen y por tanto redujeron al maíz, por su capacitad de adaptación y limitada necesidad de agua.

En este sentido, se estuvo gestionando, desde el área social y la comisión directiva de la comunidad, una solicitud de donación de agua a la empresa Ledesma, que se comprometió con el envío de un camión cisterna para el abastecimiento del tanque australiano (36.000 lts).

Hay que remarcar que la falta de agua y las altas temperaturas afectan el rendimiento productivo en el predio en general, si bien la
comunidad sigue motivada y contribuyendo con las actividades. El equipo técnico de la cooperativa Cimbra, junto a la comunidad, está reactivando un segundo pozo en desuso presente en su terreno que según las proyecciones deberían comenzar a utilizarse en la última semana de enero.

 

 

Asimismo, durante los meses de noviembre y diciembre la comunidad Arete Guazú siguió trabajando en la huerta, con tareas de mantenimiento, desmalezamiento, cosecha, etcétera. Se desarmaron y reacondicionaron algunos canteros, se recuperaron cintas de riego que estaban en desuso, se vació y limpió el tanque australiano, y se reacondicionó el cerco perimetral para evitar el ingreso de animales.

Se realizaron además talleres de planificación participativa, para lograr la apropiación de las tecnologías de acceso al agua, del tanque australiano y el sistema de captación de agua de lluvia anexo al módulo de producción de alimentos. También, se realizaron encuentros enfocados en la proyección de la producción agroecológica y de las conservas de alimentos que se pretenden elaborar a partir de talleres de agroindustria. En la huerta, se sembró anco, zapallo, coreanito, zapallitos, pero hubo fuertes inconvenientes para su brote y
crecimiento, ya que no se pudieron llevar adelante las tareas de riego por la falta de agua y la sequía que afecta la zona.