Se presentó a la comunidad Santa Ana, Tucumán, Argentina, en un encuentro social donde pequeños productores pudieron conocer los beneficios del uso de la aplicación móvil.

En el marco del proyecto “ICT4resilience al cambio climático en el Gran Chaco”, ACDI apoya a alrededor de 1.000 familias en seis provincias de Argentina, Bolivia y Paraguay para fortalecer su resiliencia y adaptarse mejor a los impactos del cambio climático. Cada familia participa en la capacitación técnica de campo sobre agrosilvicultura, conservación del agua y recolección.

El proyecto también desarrolla una aplicación móvil “Kokue” que contiene un sistema de alerta climática que ayudará a los agricultores a compartir conocimientos y experiencias locales y tomar decisiones informadas.

Este octubre se lanzó un nuevo segmento de la aplicación móvil Kokue sobre biopreparación. Se presentó a la comunidad de Santa Ana, Tucumán, Argentina, en un encuentro social donde pequeños productores pudieron conocer los beneficios del uso de Kokue.

Los agricultores pudieron realizar ejercicios prácticos sobre cómo hacer la estructura del jardín, cómo proteger los cultivos de eventos climáticos y cómo combatir insectos no deseados con los preparativos que ofrece la aplicación.

Gracias a la sección de biopreparados, los productores pueden conocer cómo realizar preparados caseros, con insumos de fácil acceso, para combatir insectos no deseados, como por ejemplo la babosa, la chinche, la cochinilla, hongos, etc. Uno de las consultas más buscadas por los productores, es cómo pueden combatir las hormigas. La receta incluida en la App Kokue, ha tenido grandes resultados para los productores que han podido prepararla y aplicarla en sus huertas. Otro de los preparados que tuvo buena repercusión fue el ofrecido para combatir los pulgones, tal como lo explica Micaela Zurita. Ella es estudiante de agronomía, y nos pudo contar cómo esta preparación le ayudó a combatir la plaga de hormigas en su huerta.

De la misma manera, la nueva sección ofrece también recetas para fortalecer los cultivos y abonar la tierra: abono verde, compostaje, estiércol, purín de ortiga, entre otros. De esta manera, los productores pueden aprender cómo realizar esas preparaciones para mantener un suelo vivo con procesos biológicos de materiales orgánicos.

Kokue continúa siendo parte de la vida productiva de los huerteros de escala familiar, ayudando a que mejoren su productividad, su soberanía alimentaria, y en ocasiones Kokue colabora para que al aumentar su productividad, puedan tener excedentes para la comercialización.