En el marco del proyecto Soluciones Integrales para el Hábitat, que impulsamos junto la cooperativa Cimbra, se desarrollan iniciativas que promueven la integración y el saber entre integrantes de estas comunidades.

Durante los meses de julio y agosto, los integrantes de las comunidades de Arete Guazú y Calilegua participaron de talleres sobre: “Construcción Natural de Valor Agregado” y “Construcción de la Planta de Tratamiento para Bambú”, dos iniciativas impulsadas por nuestra organización en conjunto con la cooperativa Cimbra, en el marco del proyecto Soluciones Integrales para el Hábitat.

Además, en Calilegua se trabajó sobre actividades preparatorias y de planificación para el futuro mini-proyecto “Construcción Centro Artesanos de Bambú”, financiado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación; y siguen los avances en la construcción de la Planta de Tratamiento para Bambú (los dos piletones para el curado de la caña).

En Arete Guazú, por su parte, se trabajó en la terminación de trabajos de carpintería para la fabricación de puertas y ventanas del módulo de valor agregado. Asimismo, se avanza con los trabajos de construcción del módulo baños ecológicos, con el replanteo y cavado de cimientos, el corte y colocación de las columnas de urundel, la realización de un curado y la colocación de hierros para mejorar su agarre al cimiento ciclópeo.

Más avances que dan desarrollo

Desde hace un tiempo, a partir de una donación recibida, los miembros de la comunidad de Arete Guazú están trabajando en la instalación de un tanque australiano, que servirá para mejorar su sistema de riego. En el terreno de su propiedad, comenzaron a cavar una plataforma donde se montará, y se trabajó en la puesta en condición del pozo de agua, colocando nuevos anillos y buscando mayor profundidad.

En la misma línea, se avanzó cavando también unos surcos para la manguera del tanque, y se trabajó sobre la planificación del bambusal, donde se plantaron los primeros bambúes y se planea hacer un vivero de bambú.

Para esto se hicieron dos bancales, uno al ras del suelo y otro de otra forma, para experimentar cuál es la solución más apropiada al lugar. También se realizó la primera jornada de manejo de bambusales, en un terreno de la empresa Ledesma, previamente identificado y acordado. Se cosecharon 50 cañas, que quedarán en reposo durante tres semanas, para que el material libere la sabia. Serán utilizadas para la construcción de un centro de artesanos en el predio de la comunidad.


Junto a la comunidad, se planteó también realizar un vivero de plantas nativas, para tener plantas como el lapacho rosado, amarillo y blanco, que son las más demandadas, pero también frutales. Con un GPS se midió el perímetro del predio comunitario, que es de 3 hectáreas, donde se quiere realizar una agro floresta, que requiere actividades de cercado y de suministro de agua para la huerta.