En los últimos años, diversos de los proyectos ejecutados por ACDI se han enfocado en generar capacidades para la producción, la elaboración y la comercialización local de alimentos, tanto en zonas rurales como urbanas.

Frente a la emergencia económica y alimentaria que se agrava por las consecuencias de la pandemia de COVID19 y la cuarentena determinada por el Gobierno Nacional, este enfoque se hace aún más pertinente y necesario, revelándose una solución resiliente a la falta de recursos de las familias y al escaso abastecimiento de alimentos en los pueblos, como así también una herramienta que resulta útil al distanciamiento social, limitando la circulación de los habitantes, en particular en zonas rurales.

Adaptándonos a la nueva realidad que se impone junto a una nueva ola de necesidades básicas insatisfechas, en la mayoría de las provincias donde operamos activamos un dispositivo dirigido a fomentar la producción y elaboración de alimentos, a partir principalmente de la promoción de la agricultura familiar y la agroecología como soluciones sostenibles para la seguridad alimentaria de las familias. Mediante la compra y el envío de semillas, y una comunicación continua, estamos brindando asistencia técnica a cientos de pequeños productores del Gran Chaco, acompañándolos en la siembra de otoño-invierno y asesorándolos sobre el mantenimiento de sus huertas.

 

Se avanzó en la adquisición de semillas (1.000 kit) para 1.000 huertas/familias, lo cual implica en 2 meses un ahorro/generación de no menos de 1 millón de pesos mensuales. También se está trabajando en acelerar la puesta en marcha de Kokue,  la aplicación que facilitará el uso de prácticas agroecológicas por parte de pequeños productores de la agricultura familiar.

Partiendo desde la concientización de las familias sobre las oportunidades que ofrecen las huertas agroecológicas familiares en términos de autosustentabilidad, y combinando el uso de las TICs con el acompañamiento técnico y social, se generaron nuevos canales de comunicación y asesoramiento que permiten mantener la cercanía y motivar a las familias en su día a día, a pesar de la distancia.

 

A nivel de plataformas sociales, se está trabajando con grupos de WhatsApp y Facebook, que resultaron ser las herramientas más usadas dentro del universo de destinatarios. En Facebook, por ejemplo, se ha generado una nueva Community, denominada “Tu huerta agroecológica – Tu Kokue”, que agrupa a destinatarios de diversos programas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, como el Hacemos Futuro, el Salario Social Complementario y el Plan Nacional de Protección Social. La iniciativa se orienta a poner a disposición de los destinatarios una biblioteca virtual donde los destinatarios puedan encontrar contenidos útiles e inspiradores basados sobre principios de economía y reciclado y, al mismo tiempo, encontrarse con técnicos agrónomos que puedan asesorarlos y despejar sus dudas y con otras personas que, como ellos, están emprendiendo su propia huerta. En este sentido, se busca promover la interacción y el intercambio de buenas prácticas y experiencias.

De su parte, los técnicos, que ya habían trabajado previamente en los territorios con ciclos de capacitaciones dirigidas a las poblaciones destinatarias, están usando herramientas diversas, como tutoriales, infografía y chats, para promover la apropiación de técnicas agroecológicas, incluyendo recetas de biopreparados, técnicas de compostaje, recomendaciones para la cosecha de semillas y la siembra de otoño-invierno, etc.

Cabe mencionar que el acompañamiento virtual está llegando a más de 500 hogares y que se encuentra en continua y progresiva expansión.