“Apoyo escolar y orientación educativa para la inclusión social de jóvenes en situación de pobreza en escuelas secundarias de Santa Fe”

“Apoyo escolar y orientación educativa para la inclusión social de jóvenes en situación de pobreza en escuelas secundarias de Santa Fe” 2018-10-23T16:43:09+00:00

Descripción del proyecto

 

2013

Rol de ACDI: coordinador

Monto total del Proyecto: $ 43.000

Financiamiento: Secretaría de Políticas Universitarias – Ministerio de Educación de la Nación

Socios y Colaboradores: Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe) – Escuelas secundarias de la ciudad de Santa Fe: Santa Lucía, Santa Rosa de Lima, Ceferino Namuncurá, Juan Marcos.

País: Argentina

Localización: Santa Fe, Barrios Santa Rosa de Lima, Santa Lucía, Yapeyú, Acería.

1x1Para mayor información: antecedentes del proyecto  – blog voluntariado de Acdi

1x1
 

 

1x1
1x1

Descripción:

Los voluntarios brindan su apoyo a través del desarrollo de tutorías de apoyo escolar para adolescentes en edad escolar, en Escuelas Secundarias. Se trata de un espacio donde poner en práctica sus propios saberes y acompañar a los alumnos adolescentes en el estudio.

 

El objetivo del proyecto es contribuir a ampliar el horizonte de expectativas de los estudiantes secundarios de las instituciones donde Acdi y UNL se encuentran trabajando y mejorar su rendimiento académico. A la vez,  contribuir al proceso de formación de los estudiantes universitarios en relación con la transferencia de conocimientos académicos en situaciones reales del medio.

Al mismo tiempo, se observan  las intenciones  los alumnos que están por terminar el secundario y continuar sus estudios,  en este sentido la Universidad Nacional del Litoral, viene trabajando e interpelando las posibles formas de abordar esta demanda desde diferentes áreas, entre las que se mencionan Secretaría de Extensión, Secretaría Académica y Secretaría de Bienestar Estudiantil en lo que se refiere específicamente a acciones de difusión y articulación entre la Escuela Media y la Universidad.

Fundamentos:

 

Se ha identificado que una demanda presente es la de apoyo escolar, como un complemento a la educación escolar desde donde se pueda despertar el interés de los alumnos por el estudio (así como también por la cultura en general). Se ha diagnosticado la falta de este complemento cultural, que impide superar ciertas condiciones de marginalidad y exclusión. Según algunos los registros institucionales de las escuelas involucradas, en los últimos años se han evidenciado preocupantes indicadores de deserción y repitencia entre los alumnos.

Esta situación de fracaso escolar está influenciada por múltiples factores, entre los que podemos considerar: falta de hábitos de estudio, falta de lugar para estudiar en sus domicilios, escaso control familiar, escasa comprensión lectora, lenta o defectuosa alfabetización, dificultades en la lecto-escritura, falta de expectativas, embarazo adolescente, ausencia a las mesas de exámenes (sobre todo en marzo), ausencias prolongadas a clases por diversidad de motivos. Por estas razones la Escuela necesita que sus alumnos puedan ser contenidos y acompañados en el estudio y en la preparación previa a los exámenes, para ello se crea la propuesta de espacios de tutorías en la que estudiantes universitarios brinden su apoyo en las distintas áreas del saber.

A la vez, otra problemática detectada es la necesidad de los estudiantes universitarios de tener contacto directo con la realidad que excede a lo estrictamente académico. Manifiestan la necesidad de hacer algo que enriquezca su estudio universitario, que permita el contacto con personas de otros sectores de los que habitualmente ellos frecuentan. Para quienes estudian alguna carrera vinculada a la docencia o al trabajo social, es aún más manifiesta la necesidad de un vínculo frecuente con el afuera de la vida académica o de la cotidianeidad de alumnos que se dedican exclusivamente a estudiar. Así, la experiencia del voluntariado universitario adquiere gran valor para fortalecer la formación disciplinar, pedagógica y personal de los propios voluntarios, a partir de su contacto con esta realidad en calidad de tutores en el estudio de los adolescentes.  Al mismo tiempo, les brinda elementos formativos de lo que supone la inserción en el mundo laboral, en particular del campo educativo.

Además, muchos alumnos secundarios de las escuelas destinatarias del proyecto manifiestan la necesidad de contar con propuestas para su tiempo libre y de compañía para su crecimiento. La mayoría no realiza actividades ecreativas o culturales fuera de la escuela, varios trabajan o ayudan en sus hogares pero la mayoría no practica deportes ni asiste a talleres o actividades extraescolares. En muchos se reconoce una baja autoestima.  Tampoco cuentan en estos barrios con espacio para la socialización ya que no hay espacios públicos accesibles. Por eso también el proyecto contempla momentos de recreación, encuentros, paseos, como una forma complementaria de enseñar a aprender.