La Rioja 2350 PA, S3000BXD - Santa Fe - Argentina
Tel./ Fax: +54 (342) 4566049 / 4521227
Güemes 667 (3700 – P. R. Saénz Peña) – Chaco - Argentina
Tel./ Fax: +54 (3732) 433496
E-mail: acdi@acdi.org.ar
Noticia



PREGUNTAS FRECUENTES

18-02-2011

Algunas preguntas frecuentes sobre el programa:

  1. ¿CÓMO SE SELECCIONAN LOS POSIBLES AHIJADOS?
  2. ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA DISTANCIA?
  3. ¿SE PUEDEN ENCONTRAR ALGUNA VEZ PADRINOS Y AHIJADOS?
  4. ¿HASTA CUÁNDO SIGUE UNA RELACIÓN DE PADRINAZGO?

¿CÓMO SE SELECCIONAN LOS POSIBLES AHIJADOS?

En cada institución donde trabajamos (escuelas o centros) un equipo compuesto por asistentes sociales, psicopedagogos, docentes, que conocen la realidad de los chicos, se encarga de la selección. El principal criterio para decidir es que exista algún tipo de vulnerabilidad, por carencias económicas o afectivas o por algún problema en particular (por ejemplo, un niño demasiado tímido o uno que necesita determinada medicación).

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA DISTANCIA?

La distancia entre padrino y ahijados puede parecer algo chocante al comienzo pero, en verdad, creemos que da lugar a una forma nueva de amor y respeto por el otro. Porque el padrino acompaña, pero sin interferir en las decisiones familiares. Aconseja, pero sin obligar a nada a cambio. Incluso en las situaciones difíciles o cuando los niños no andan bien en la escuela, el padrino sigue, incondicionalmente, brindando apoyo. Es un gesto sorprendente de caridad, que da sin pretender.

¿SE PUEDEN ENCONTRAR ALGUNA VEZ PADRINOS Y AHIJADOS?

En principio, la relación es a distancia. Pero, si luego de un tiempo nace la confianza y si los padres del niño están de acuerdo, puede arreglarse una visita. Para los chicos, puede ser algo muy importante, por eso se trata siempre de organizar con precaución y con tiempo suficiente.

¿HASTA CUÁNDO SIGUE UNA RELACIÓN DE PADRINAZGO?

En general, un padrinazgo dura hasta que el niño termina el ciclo escolar.

Para que una relación pueda continuar, es fundamental que podamos hacer un seguimiento personal de los ahijados, para que no sea sólo una intervención asistencialista. Por eso, si algún niño se muda o se cambia a una escuela muy alejada, se interrumpe el seguimiento y se le propone al padrino continuar apoyando a otro niño.

El fin de cada padrinazgo es siempre difícil, pero decimos que no es un verdadero fin, sino una semilla de afecto que quedará para siempre en ese ahijado y dará sus frutos.

 

 

O ENVIANOS TU CONSULTA A padrinossolidarios@acdi.org.ar... Será bienvenida!

1x1
1x1

¿CÓMO SE SELECCIONAN LOS POSIBLES AHIJADOS?

En cada institución donde trabajamos (escuelas o centros) un equipo compuesto por asistentes sociales, psicopedagogos, docentes, que conocen la realidad de los chicos, se encarga de la selección. El principal criterio para decidir es que exista algún tipo de vulnerabilidad, por carencias económicas o afectivas o por algún problema en particular (por ejemplo, un niño demasiado tímido o uno que necesita determinada medicación).

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA DISTANCIA?

La distancia entre padrino y ahijados puede parecer algo chocante al comienzo pero, en verdad, creemos que da lugar a una forma nueva de amor y respeto por el otro. Porque el padrino acompaña, pero sin interferir en las decisiones familiares. Aconseja, pero sin obligar a nada a cambio. Incluso en las situaciones difíciles o cuando los niños no andan bien en la escuela, el padrino sigue, incondicionalmente, brindando apoyo. Es un gesto sorprendente de caridad, que da sin pretender.

¿SE PUEDEN ENCONTRAR ALGUNA VEZ PADRINOS Y AHIJADOS?

En principio, la relación es a distancia. Pero, si luego de un tiempo nace la confianza y si los padres del niño están de acuerdo, puede arreglarse una visita. Para los chicos, puede ser algo muy importante, por eso se trata siempre de organizar con precaución y con tiempo suficiente.

¿HASTA CUÁNDO SIGUE UNA RELACIÓN DE PADRINAZGO?

En general, un padrinazgo dura hasta que el niño termina el ciclo escolar.

Para que una relación pueda continuar, es fundamental que podamos hacer un seguimiento personal de los ahijados, para que no sea sólo una intervención asistencialista. Por eso, si algún niño se muda o se cambia a una escuela muy alejada, se interrumpe el seguimiento y se le propone al padrino continuar apoyando a otro niño.

El fin de cada padrinazgo es siempre difícil, pero decimos que no es un verdadero fin, sino una semilla de afecto que quedará para siempre en ese ahijado y dará sus frutos.

 

O ENVIANOS TU CONSULTA A padrinossolidarios@acdi.org.ar... Será bienvenida!



Volver »

1x1