¿Hasta cuándo sigue una relación de padrinazgo?

En general, un padrinazgo dura hasta que el niño termina el ciclo escolar.

Para que una relación pueda continuar, es fundamental que podamos hacer un seguimiento personal de los ahijados, para que no sea sólo una intervención asistencialista. Por eso, si algún niño se muda o se cambia a una escuela muy alejada, se interrumpe el seguimiento y se le propone al padrino continuar apoyando a otro niño.

El fin de cada padrinazgo es siempre difícil, pero decimos que no es un verdadero fin, sino una semilla de afecto que quedará para siempre en ese ahijado y dará sus frutos.

2018-03-07T15:35:45+00:00