Crecida del Pilcomayo: el sistema de alerta fortalecido por Gran Chaco Proadapt muestra sus frutos

El grupo de mensajería instantánea y los mapas de riesgos que alertan y ayudan en la toma de decisiones de las poblaciones que viven en las márgenes de este río, están resultando de gran ayuda ante el actual aumento de su caudal.
1x1
1x1El pasado 21 de enero, cuando uno de los integrantes del grupo de mensajería denominado “Sistema de Alerta y Monitoreo del Pilcomayo” alertó de una crecida no anunciada del Río Pilcomayo, movilizó en menos de cuatro horas a las autoridades de la región a prepararse para la creciente, quedando en evidencia la importancia de dicha herramienta, fortalecida por el proyecto Gran Chaco PROADAPT.

La misma, por lo antes expuesto, está resultando vital por estas horas, no solo para los pobladores de las márgenes de este río que comparten Argentina, Paraguay y Bolivia, sino para las autoridades locales que están preocupados por obtener información sobre lo que está pasando en la cuenca del Pilcomayo para poder tomar decisiones anticipadas y preventivas.

Cabe destacar que la mencionada crecida generó ya la evacuación de más de 3500 familias. Por consiguiente sigue siendo monitoreada de cerca.

 

Otras intervenciones

El Gran Chaco PROADAPT también está trabajando en ampliar las redes de estaciones meteorológicas junto con la DINAC y FECOPROD de Paraguay y con el Instituto de Clima y Agua del INTA de Argentina, así como en la generación de más información útil para la toma de decisiones climáticamente inteligentes.

Gran Chaco PROADAPT, además, lanzó recientemente una aplicación móvil que permitirá a los mismos pobladores almacenar y difundir los datos de precipitaciones.  Ahora podrán visualizar en un mapa, de un radio establecido centrado en la ubicación del usuario, los lugares  en donde llovió y cuánto, para en consecuencia determinar, por ejemplo, si deberán mover sus animales porque se van a inundar o aprovechar mejor el agua de parajes vecinos si en su lugar no llovió; conocer si tendrán sequía o si los caminos quedarán anegados, entre otras utilidades.

2018-09-24T12:36:54+00:00